lunes, febrero 13, 2006

LA PEOR NOVELA DEL MUNDO (1ª Parte)

Nunca le gustó vivir en Madrid. Tuvo que trasladarse a la capital desde su Huesca natal por motivos de trabajo de su padre. De eso hacía ya 9 años. No le fue fácil acostumbrarse a las prisas, los malos modos, la aglomeración de inmigrantes y demás adversidades que tiene la ciudad impronunciable. De todos modos, después de casi una década rodeado de chulapos/as, le había encontrado el punto bueno al asunto. Por haber hasta había hecho un grupo de amigos entre los que destacaba Israel.

Israel era todo lo contrario que él. Era un tipo abierto al que no le costaba nada entablar conversación con desconocidos en bares o lugares de encuentro. Siempre estaba rodeado de alguna "musa" como él llamaba a todas esas chicas que se le acercaban buscando conversación y terminaban buscando su tanga en el apartamento de su propiedad. La verdad es que eran dos tipos tan distintos que parecía inviable que anduviesen juntos. Pero andaban.

Su amistad empezó aquella noche en la barra del Cantimplora´s, un antro de mala muerte que Israel frecuentaba, y en el que Alfonso acabó por equivocación esa noche. Nunca se podrían haber imaginado dos tipos tan viriles como ellos que, el pedir a la vez la misma bebida a la misma camarera, les iba a hacer esbozar una sonrisa a alguien de su mismo sexo. Esa ronda la pagó Alfonso. Las 7 posteriores se encargó Israel de "patrocinarlas" en garitos de amigos en los cuales éste nunca pagaba ni un miserable euro. De este encuentro hacía ya 4 años.

Esa tarde Alfonso recibió una sorpresiva llamada de Israel en la cual lo citaba en su apartamento a las 23:20. No había motivos aparentes (era martes) ni una razón fundada. El caso es que era obligatoria su presencia.

Puntual como sólo él era, a las 23:18 ya se encontraba en el apartamento. El recibimiento fue frío. Un seco "hola" desde el cuarto de baño y la soledad del inmueble hizo acto de presencia ante Alfonso. Siete minutos más tarde empezó el día/noche que cambió su vida.

ISRAEL: ¿Qué tal tío? Perdona por hacerte esperar. ¿Quieres tomar algo?
ALFONSO: No...bueno sí. ¿Tienes algo de naranja?
ISRAEL: Tengo una camiseta...jejeje...mmm....espera que miro (Se va hacia la cocina)
ALFONSO: (Elevando el tono) Oye ya me dirás que misterio te traes entre manos...
ISRAEL: No te lo podía decir por teléfono. Demasiado arriesgado.
ALFONSO: ¿Arriesgado? Venga desembucha...
ISRAEL: Te he mandado venir porque esta noche me tienes que hacer un favor muy importante
ALFONSO: Miedo me das
ISRAEL: No te preocupes. No es nada grave. ¿Te acuerdas de Yoli, la azafata que conocí el otro día de regreso de Málaga?
ALFONSO: Más o menos...¿era la que aullaba?
ISRAEL: No, no...esa es Sandra. Esta es la que no quiso llegar al apartamento. La que quiere que vayamos "despacio".
ALFONSO: ¡Ah, ya! La que te da morbo su frigidez
ISRAEL: ¡Esa misma! Bueno pues el caso es que he quedado con ella esta noche para ir a "sitios distintos" ya sabes como le gustan este tipo de citas "no habituales".
ALFONSO: Me parece muy bien pero ¿qué pinto yo en todo esto?
ISRAEL: Tú...me tienes que hacer un favor
ALFONSO: Eso ya me lo dijiste
ISRAEL: Ya sabes que tengo la cabeza en la luna...y bueno...que hoy también había quedado con Marlene la chica de Móstoles
ALFONSO: Ya, y...
ISRAEL: ...Y te tienes que quedar tú con ella porque yo no puedo dejar plantada a la azafata pero tampoco puedo quedar mal con la otra que es de las pocas que se deja follar por semana.
ALFONSO: ¿Estás de coña? ¿Como voy a tener una cita con una cita tuya?
ISRAEL: Mira ella vendrá en breve, tú le abres y te inventas cualquier excusa para tenerla entretenida hasta las 2 más o menos que será cuando vuelva yo, ya que Yoli tiene vuelo mañana al mediodía y no creo que se quede hasta más tarde.
ALFONSO: ¿¡Pero que dices tronco!? ¡Si no la conozco de nada!
ISRAEL: (Poniéndose la cazadora) Mira tío tienes la nevera llena y hay películas y música no sé...improvisa algo. Además, esto te viene bien como ensayo que ya hace más de 1 año que no te veo tener una conversación de más de 1 minuto con una chica que no hayas tanteado previamente por internet o que no sea "amiga de..." No te precupes yo vengo pronto. Ciao! (Cierra rápidamente la puerta)
ALFONSO: ¡Espera...!


No podía creerlo. Una vez más sin comerlo ni beberlo se había metido en una de esas situaciones que tanto odiaba involucrarse. Nada menos que hacerle compañía a una de las amantes de su mejor amigo mientras éste estaba con otra. Lo peor es que Israel conocía muy bien a Alfonso y sabía de sobra que sabiendo éste que la chica venía desde Móstoles a propósito para la cita no podría irse del piso.

Tenía que pensar algo rápido. Una excusa convincente. ¿Un familiar enfermo? No, no sería lógico saber la hora de regreso. ¿Una entrevista de trabajo? Tampoco, no eran horas. ¿Que se encontraba en un atasco camino de casa? Podría servir pero ¿cómo explicaría su presencia en el piso? Se encontraba haciendo estas cábalas cuando de pronto sonó el telefonillo.

(Continuará...si vosotros quereis)

7 comentarios:

enigmatica dijo...

ves? a esto me referia con historias entretenidas...pero bueno, la proxima vez q hablen de tios decentes y no de impresentables que harian cualquier cosa por echar un polvo...asi q a ver como continua!!!!

patri dijo...

ahora no nos dejes así ....

:::laeva::: dijo...

...otra vez a medias...xq siempre dejas las conversaciones e historias a la mitad?o te piras o o se te va la pinza a la mitad de la historia/conversacion y empiezas a hablar de parada o sucedaneos
ya somos 3 familiares q pedimos q continue!!!!
(apoyo la peticion de milli de hombres decentes)

Anónimo dijo...

Si por dios sigue sigue.
HSTAR

La Churri dijo...

Encantada de conocerte...
Ha sido un placer!!!

:::laeva::: dijo...

¿se puede saber a q estas esperando?...mira q le digo a papá q me estas causando ansiedad!!!
=;P

Anónimo dijo...

lagartona dice...
termina la historia que me va a dar algo !!!!!
besotes