lunes, mayo 14, 2007

PUEDE QUE NO




Nada. Ni con mis supersticiones mejoramos en la cita eurovisiva de cada año. Lo cierto es que el olor a podrido del festival cada vez se hace más intenso. Eso de que se voten entre países recién separados es una auténtica vergüenza. Lo mismo que el hecho de que gane un país (Serbia) que competía por primera vez en solitario (antes lo hacía como Serbia & Montenegro) .

Pero es que ya hay cosas que molestan. El año pasado ganó un grupo de heavy metal que se destacaba por sus pintas más que por su música. Este año casi gana una especie de transexual que aportaba a la música eso mismo: su extravagancia. Y lo más lamentable es que ha ganado la Ana Reverte de Serbia. Me tuvieron que decir que era una chica porque yo al principio pensé que era un chico. Hacía tiempo que no veía a una mujer tan fea.

Pero como el que no se consuela es porque no quiere, aquí os dejo dos canciones que nunca irán a Eurovisión pero que, si fuesen, superarían con creces ese 20º puesto que han conseguido D´Nash (y encima uno de ellos dijo textualmente: "lo hemos hecho de puta madre") :





Que no os cuenten películas: la movida empezó con Tequila! Canción ideal para empezar con energía el día.






Con mi nuevo look (pendiente de enseñaros por cierto) ya me han dicho de todo como por ejemplo que me parezco a Nacho Campillo, vocalista de Tam Tam Go! Por cierto si yo fuese mujer me enamoraría de él en esta canción. No sé que tiene que me gusta.

viernes, mayo 11, 2007

SUPERNATURAL





No recuerdo la primera vez que supe de la existencia de Marta Sánchez. Es curioso porque me acuerdo de los Olé-Olé de Vicky Larraz y su "No controles" (¡Dios, que puto viejo soy!) pero no tengo cercano un primer recuerdo o imagen de Marta.

Sí recuerdo ver una portada de la Super Pop (¿seguirá existiendo?) en la que anunciaban entre otros pósters uno de ella con el adjetivo "erótica". Como era una palabra nueva para mí, ni corto ni perezoso decidí acudir a la tienda de muebles donde mi madre y sus amigas despellejaban a las vecinas a preguntarle por el significado de la palabra en cuestión. Recuerdo que su contestación me dejó decepcionado: -"es cuando una persona sale medio desnuda pero sin salir desnuda aunque parece que está desnuda"- me dijo más o menos. Tenía yo unos 10 años y corría el año 88.

Rápidamente el póster fue a parar a la mejor parte de la pared de mi habitación al igual que a mi pequeña (entonces) biblioteca musical aquel disco titulado "Cuatro hombres para Eva" de Olé-Olé. Por aquella época se llevaban la palma unos que se hacían llamar Mecano que a mí no me chistaban demasiado además de que su cantante me parecía fea.

Del disco anteriormente citado tengo un par de anécdotas:

- En la canción más conocida y primer single "Supernatural" hay una parte que dice algo como: "no sé que tengo de especial" bueno, pues aquí yo siempre respondía: "¡las tetas!"

- Dentro del disco hay una canción que se titula igual que el albúm (Cuatro hombres para Eva) en la que la diosa se dedica a decir que tiene 4 amantes/novios/admiradores y comenta la cualidades de cada uno. Al final subraya algo como "4 es el número perfecto aunque, tal vez, quizás haya lugar para uno más quizás tú seas el quinto. Para dormir elijo yo..." bueno, pues os puedo asegurar que yo me creía que podía ser el quinto...


Más tarde llegó "1990" con la archiconocida "Soldados del amor" y la excelente versión de "La chica yé-yé" que llegó a emocionar a Concha Velasco que, si mal no recuerdo, tenía un programa de actuaciones musicales que echaban los viernes de noche que se llamaba "¡Viva el espectáculo!". Aquí fue cuando Martita y cia. se fueron al Golfo Pérsico a cantarles a los soldados enviados a la guerra del mismo nombre (sí, con el PSOE también íbamos a la guerra y no pasaba nada) y ya se empezaba a decir que Olé-Olé se le quedaba pequeño a la Sánchez.

Y, efectivamente, M.S. se fue del grupo para iniciar su carrera en solitario. "4 días va a durar" decían los entendidos de la época que, afortunadamente, se equivocaron de cabo a rabo. Por su parte los chicos decidieron contratar previo casting a Sonia Santana que cantaba bien y tenía tetas pero no era ni la mitad de guapa que su antecesora. Y ahí se acabó Olé-Olé. Un disco duraron los muchachos sin la rubia y, lo que es más grave, no se ha vuelto a saber nada de ellos. Ni de Juan Tarodo (el batería que se decía que se beneficiaba a Marta) ni de los hermanos Montesano.

Decir "Desesperada" es decir el mayor éxito en solitario de nuestra protagonista. Fueron tiempos raros de cambios de look, portadas escandalosas de Interviú, romances con Sterling Campbell (Duran Duran) y sobre todo mucho protagonismo fuera de los escenarios. Que si me agarro las tetas estando en bikini mientras un paparazzi me fotografía (ese póster creo que ha sido con el que más me he...ponido contento) , que si voy a tener a Slash de Guns N´ Roses para que haga una canción conmigo, que si mis padres dicen que yo no soy su hija por salir desnuda...Y cuando ya parecía que todo se desmoronaba surge "Soy yo", un pelotazo que hace que, por primera vez en toda su carrera, se empiece a valorar a la señorita Sánchez por su gran voz además de por su gran físico.

Pero yo, que siempre he sido un gran admirador de la persona, la voz y el cuerpo, creo que la cumbre de su carrera llegó el año pasado cuando fue invitada a actuar en el macro-concierto "Los números 1 de los 40 principales". Ahí se los comió a todos. Primero se comió a Alaska, luego se comió al público para, más tarde, comerse sin piedad a la niñita que supuestamente se acuesta con Fernando Alonso (no se lo creen ni ellos) . Para mí ese ha sido un antes y un después en la carrera de la inigualable. Nunca la he visto más feliz.

Uno piensa y recuerda títulos como "Desesperada", "Desconocida", "Arena y sol", "Dime la verdad", "Profundo valor", "Sigo intentando", "Soy yo", "Moja mi corazón", "Los mejores años de nuestra vida"...y se emociona al sentir que pertenezco a esa pequeña parte inteligente del país que sabe valorar una voz, un carácter y un cuerpo que para sí quisieran pájaras como Eva Amaral, Malú, Ana Torroja o Raquelita del Rosario.

Resumo en tres palabras: VIVA MARTA SÁNCHEZ





"Superstar" de su último disco "Miss Sánchez" (por cierto que la musiquilla es de Depeche Mode)


PD. Os juro por mi chihuahua que absolutamente TODO lo he escrito seguido y de memoria. Sólo usé el Google para saber si Sonia Santana efectivamente se llamaba así. Si usara este memorión musical que tengo para aprobar unas oposiciones mejor me iría...o no.

lunes, mayo 07, 2007

SE ACABÓ LA MIEL




Tengo muchas virtudes a la vez que muchos defectos pero, dentro de las primeras, destaca una sobre las demás: los puñetazos encima de la mesa. No se me asusten queridos lectores que la historia de hoy no va de violencia. Me refiero a mi facilidad para romper raíces y empezar de nuevo tanto en el plano amoroso, personal o profesional.

Esta semana ha tocado pegar el puñetazo en el campo laboral y la verdad es que ha sido como en otras ocasiones. Al final voy a acabar creyéndome eso de que soy "frío y calculador". Mi mente, una vez más, se ha impuesto a mis sentimientos. Y ha sido curiosa la manera de dar el golpe esta vez. He estado en trabajos que me quitaban el sueño o que me tenían en un sin vivir y, sin embargo, me he ido del único lugar en donde no me sentía presionado. Y no, no soy una persona que necesite vivir con presión (más bien todo lo contrario) pero soy de esos pequeños locos que creen que en la vida todo va por ciclos. Y mi ciclo yo sentía que se había acabado.

Atrás quedan ya innumerables borracheras, cabreos, risas, partidas de dados, bailes improvisados, cumpleaños, chupitos intragables, gente taladrada, gente maja, gente insoportable...Gracias a este trabajo mejoré, un poquito más si cabe, mis conocimientos psicológicos sobre las personas con sólo verlas 5 minutos. También lo recordaré como el sitio donde conocí a "esa niña linda" que, sin saberlo, era lectora de este blog y que ahora aguanta día a día mis neuras.

Supongo que echaré de menos a todo el mundo pero hay una persona que voy a recordar cada fin de semana. Siempre me pasa lo mismo. En todos los sitios de hostelería que he estado siempre me he acabando haciendo coleguita de un viejete. Y aquí no iba a ser menos. Así que echaré mucho de menos al señor (en casi dos años nunca he sabido como se llama) que venía a ver el fútbol sábados y domingos y con el que compartía intercambio de opiniones sobre política, mujeres y deportes. Un crack.

¿Y ahora? Ahora reabro una etapa que yo espero que sea de transición pero que, por lo menos, me va a permitir VIVIR con todo lo que esa palabra implica. Pero los que me conoceis ya sabéis que la palabra "Desmadre..." sigue retumbando con fuerza cada día desde que me despierto.

Supongo que si hay una canción que refleja lo que pienso y siento en este momento es la siguiente. Y es que hay veces que la Maizena, los secretos a voces y las aglomeraciones de trabajadores acaban conmigo, es decir, con el rock and roll.







Se acabó la miel,
nada me sabe igual,
y aunque es la misma piel,
NO ME RECONOZCO YA.

Son tiempos TAN RAROS,
todo va más rápido que ayer.
Convénceme de lo contrario,
con un poco de suerte pierdo el tren.

Pon a los Stones para aterrizar mejor,
tampoco es la primera vez
que SIENTO QUE ME ROMPO EN DOS.

Fumemos otro cigarro
como anestesia para este amanecer,
miraremos la punta del zapato
y nos diremos "que te vaya bien".

Hasta la vista, amigo, adiós.
QUE TODO NOS VAYA BIEN,
parece que se acabó.
Hasta la vista rock & roll,
me tengo que acostumbrar
a cantar sin oír tu voz.

Vuelvo al festival,
me esperan en un SITIO DISTINTO.
Esta vida de gitano me lleva a otro laberinto
de listas, de estrellas, con fecha de caducidad.
Callejones, autopistas,
canciones que nos hacen soñar.

Hasta la vista, amigo, adiós.
QUE TODO NOS VAYA BIEN,
parece que se acabó.
Hasta la vista rock & roll,
me tengo que acostumbrar
a cantar sin oír tu voz.

Y lo tengo que decir,
no me puedo callar.
Aunque tú no lo quieras oír,
pero es la verdad.
Esto no te va a gustar;
SE ACABÓ.

Hasta la vista, amigo, adiós.
QUE TODO NOS VAYA BIEN,
parece que se acabó.
Hasta la vista rock & roll,
me tengo que acostumbrar
a cantar sin oír tu voz.

(M-CLAN)