jueves, abril 17, 2008

EL SOL SEGUIRÁ SALIENDO MAÑANA




Si digo que esta semana ha muerto Juan Ramón Sánchez Guinot al 99% de la gente le sonará a chino o a político minorista. Pero si digo que ha muerto Chema, el panadero de Barrio Sésamo, todo el mundo sabrá a quien me refiero.

Nos ha dejado a los 51 años de edad y con un aura de misterio en su muerte ya que la prensa sólo indica que padecía una "fulminante enfermedad". Como curiosidad comentar que estaba casado con Chelo Vivares, la actriz que daba vida al entrañable Espinete.

Supongo que esta noticia es triste para todos los que, como yo, crecimos viendo las peripecias de Don Pimpón. Espinete, Julián, Ana, Ruth y cia. Descanse en paz.


PD. Enhorabuena a todos los valencianistas. Además de tener la ciudad más bonita de España, ahora también tenéis una Copa más.