lunes, marzo 10, 2008

RETRASADOS MENTALES



España es un país maravilloso. Tenemos diferentes culturas, diferentes climas y hasta diferentes gastronomías. Nuestro idioma es el segundo más hablado en el mundo. Tenemos un himno que, aunque no tiene letra, es precioso. Una bandera maravillosa. Pero hay un gran problema: nuestra gente tiene muy poca personalidad. Sólo así se puede explicar que a Eurovisión vaya el ínclito Rodolfo Chikilicuatre o que haya vuelto a ganar el amigo de los asesinos las elecciones del 9 de marzo.


Este post no pretende ser ninguna pataleta electoral ni intenta convencer a nadie de que ha votado mal o bien. Simplemente es pensar en voz alta lo que siento en mi interior. Siento que nos esperan 4 años llenos de crisis económicas, de paro, de inmigración masiva, de negociaciones con ETA, de hipotecas de 300.000 euros etc.



Yo de las votaciones de ayer me quedo con un detalle: Rajoy ovacionado cuando fue a votar y el amigo de los asesinos abucheado por sus compañeros de colegio electoral. Ese es el presidente que tenéis.



ZP y Chikilicuatre. Chikilicuatre y ZP. Esta es la España actual llena de gentuza, indisciplina, tonterías e hijos de puta. "Disfrutarla" mientras podáis que ya votareis a la derecha para enderezar el rumbo (como siempre) .

jueves, marzo 06, 2008

CASI, CASI





Por si algún/a lector/a tiene dudas a la hora de dar su voto aquí dejo un par de vídeos:











miércoles, marzo 05, 2008






Iba a escribir unas líneas sobre lo que me está pareciendola campaña electoral y los debates entre los principales candidatos al trono de la Moncloa pero mi amigo Federico Jiménez Losantos me ha leído el pensamiento:




"Creo que en el conjunto de la eliminatoria, es decir, en los dos debates, como sucede en los enfrentamientos futboleros con partidos de ida y vuelta, Mariano Rajoy le ha ganado a Zapatero. Si no lo ha eliminado es porque en política, por mucho que se empeñe la izquierda, no hay eliminación automática del adversario salvo que pierda por goleada. Y ni siquiera voy a entrar en la parcialidad arbitral, que a la vista ha estado. Pese a ella, Rajoy ha salido del par de debates mucho más líder de lo que entró. En el PP, sin ninguna duda. Y en el conjunto de España, también. Si no gana, será porque ha empezado demasiado tarde a recortar su distancia con ZP en estos debates o porque hay media España a la que le va, le gusta, le mola, le priva y le suliveya la ética indolora de Zapatero. Pero la otra media España, la que cree en España y en la Libertad es hoy de Rajoy como no lo ha sido nunca antes. Y raro será que, gane o no gane, forme o no forme Gobierno, no mejore los resultados del 14-M, hace cuatro años.

Ha tenido defectos Rajoy en ambos debates, que pese a ser clónicos abordó en muy distinto estado de ánimo, más concentrado en el primero y más distraído en el segundo. Lo peor, a mi juicio, es no haber tenido preparadas tres respuestas de medio minuto a las tres cuestiones más incómodas que iba a plantearle ZP: la guerra de Irak, el 11M y el trasvase del Ebro. En el último asunto, se perdió en lo de las obras del Pacto del Agua, previas al Trasvase, que nadie o casi nadie conoce y que no se pueden explicar en dos minutos. Tal vez ni en dos años. En el primero, el de Irak, tenía razón, pero o te conoces esa resolución en las Naciones Unidas, que la conocen pocos, o tiene siempre las de ganar Zapatero porque a desertar y huir en Irak no le ha ganado nadie. El argumentario era malo, por lioso, y además se enzarzó en un asunto que convenía al enemigo. Y lo del 11-M fue, sin duda, lo peor de todo, porque ni siquiera fue en el segundo debate para sacarle los terroristas suicidas inventados a medias por Zapatero y la SER. Dijo esa majadería inmensa de a los culpables los detuvo el Gobierno del PP. Al revés, diría yo, pero en todo caso lo que acredita la sentencia es que no se sabe quién ideó, organizó, financió, coordinó y dirigió el engranaje de precisión de la masacre. ¿Tan difícil era decirle a ZP que lo único que prueba la sentencia es que Zapatero ha sido el beneficiado de la masacre y que no ha ayudado precisamente a investigarla? Si Rajoy no hizo lo que le convenía es porque, en el fondo, no creía en esa defensa, pese a que hoy es mucho más fácil que antes de la sentencia. Con ETA y sin ETA, bermudeces aparte. El PP tiene tal desconfianza en sí mismo, tantos complejos, que siendo la víctima política del 11-M ha asumido ser el culpable. Manda narices. Pero así ha pasado.

A cambio, Rajoy, como dicen los anglófilos, ha marcado la agenda política de los próximos años en tres asuntos cruciales: la inmigración, la crisis económica y la cuestión nacional española, es decir, el futuro de la nación, parte del cual se dilucida en la lucha antiterrorista y en el Estatuto de Cataluña. Zapatero se mostró como el despiadado sujeto que es al respaldar que se multe a los ciudadanos españoles de Cataluña que cometen el derecho, aunque lo sancionen como delito, de utilizar la lengua española en una parte de España. Lo mismo sucede con las garantías de escolarización de los niños en español en cualquier sitio de España, algo que después de estos debates se habrá clavado en lo hondo de los votantes de izquierdas y de derechas que no quieren abdicar de su condición de españoles. Por otra parte, asumir su obligación habrá reportado al PP no pocos votos que dudaban entre Rajoy y Ciudadanos o Rosa Díez. La crisis económica ha sido anunciada por Rajoy. La debacle migratoria ha sido anunciada por Rajoy. La crisis nacional en el País Vasco y Cataluña ha sido anunciada por Rajoy. Salvo milagro, todas se producirán, así que Rajoy ha sembrado las verdades incómodas que Zapatero niega con su rostro de granito y sus ojos de azul pintado, pero que más pronto que tarde la realidad demostrará. Eso lo hace líder de la derecha en el presente y en el inmediato futuro. Algo que no estaba tan claro, ni mucho menos, hace quince días.

Por último, en el debe de Rajoy está el desperdicio de uno de los mayores atropellos de ZP y sus titiriteros esgaélicos, que es el atraco conocido como Canon Digital. Siendo su mayor problema el voto joven, en el último debate ni lo nombró. Si hubiera mandado a la Salmones a su casa como, aunque tarde, hizo con Gallardón, no habría perdido una de las bazas más evidentes para que los jóvenes le voten. Rajoy podía haber dicho: "Cada vez que un ciudadano compre un CD o un DVD debe saber que le cuesta más caro gracias a usted, señor Zapatero". Y ahí quedaría esa siembra. Pero para sembrar hay que gastar simiente y creer en la tierra. Sin confiar en la doctrina y en la base social, no se puede ganar ni los partidos más fáciles.

Con todo, el balance me sigue pareciendo muy positivo. Yo hubiera votado al PP de todas formas, salvo que se entregase a la gallardonía y la piqueresca naziprogre, en cuyo caso habría dudado entre María San Gil y Rosa Díez. Pero gracias a Rajoy, en estos dos debates Zapatero se me ha revelado como a muchos millones de españoles con su auténtico rostro: el del enemigo público número uno de la nación española. ¿Y cómo no va a respaldar la Derecha al policía que, aunque de forma a veces torpona y patizamba, trata de capturarlo y sacarlo de la vía pública? Y ese policía despistado y desgalichado se llama Mariano Rajoy."


Yo desde luego al colega de De Juana Chaos no le voy a votar.