lunes, enero 16, 2012

LA VIDA ES LUCHA
























No hay nada peor que despertarse con una mala noticia. Hoy lunes ha sonado la melodía que me indica que he recibido un mensaje y, en lugar de ser una cachonda sedienta de amor, era un buen amigo mío. Al empezar a leer el mensaje: "Ayer encontraron muerto..." reconozco que pensé que el tema iba por Manuel Fraga pero al terminar de leer me quedé frío; había muerto un ex-jefe mío.

Rápidamente mi mente empezó a funcionar y afloraron recuerdos de los casi 2 años que pasé bajo su mandato. Los muestro públicamente a modo de homenaje por si por ahí arriba tienen wifi y a él le apetece leerlo y recordar:

- Fue el sitio en donde más horas trabajé de lejos pero también fue donde aprendí casi todo lo que sé de hostelería.

- Era un profesional como la copa de un pino. Todos los días iba a la plaza a escoger él mismo el pescado y marisco que vendía. Había días que hacía 3 o 4 viajes.

- Nunca dejaba a nadie sin comer estuviese lo lleno que estuviese el bar.

- De boquilla era del Deportivo pero su verdadero equipo era el Real Madrid. Todavía recuerdo el grito que le pegué en la final de Champions del 2002 cuando, ya en el descuento, quiso abrir un botellón de cava para celebrar la victoria antes de que acabase el partido. Yo se lo impedí y todos recordais como fueron aquellos últimos 5 minutos contra el Bayer Leverkusen. Todavía conservo ese botellón.

- Yo creo que lo que más heredé de Jose ha sido su personalidad dentro del local. La cafetería era un local abierto a todo el mundo pero todo el mundo sabía de que pie cojeaba. No engañaba a nadie para vender un menú más. Eso es digno de elogio.

- Con frecuencia íbamos al bar de un ex-camarero a tomarnos unos merecidos cubatas después de las duras jornadas de trabajo que nos metíamos entre pecho y espalda ya que los fines de semana nunca cerrábamos antes de las 02:30 y estamos hablando de una cafetería.

- Trabajaba mucho yo allí sí, pero iba en taxi TODOS los días a casa pagado por él. Un detalle que no todo el mundo valora.


En definitiva se ha ido un gran profesional. Me lo imagino entrando en las puertas del cielo con su cigarro de R-1 en la mano y saludando a Don Manuel. No asistiré al entierro por mi gran problema en esos eventos (me entra una risa nerviosa que no puedo controlar) pero estoy seguro que va a ser multitudinario. Todo el mundo conocía y apreciaba a Abuín. Yo también.

2 comentarios:

Test Papers dijo...

Nice blog, Love is life. Test Questions

DIEGO dijo...

De todo hay en la viña del señor ,pero bueno jefes que paguen al taxi al terminar el trabajo hay que buscarlos con lupa.

Saludos