miércoles, febrero 25, 2009

WE ARE THE CHAMPIONS





Jajajajajaja. Lo sabía. Sabía que tarde o temprano el mundo me iba a dar la razón. Ha salido la noticia de que un hombre armado con una maza destroza un bar abertzale al haberle destrozado su casa. Menos mal que hay gente como yo que está harta de pancartitas, manifestaciones y gritos pacifistas. Al toro hay que cogerlo por los cuernos y esto sólo es el principio.

No hace falta ni que os diga que al hombre en cuestión ya lo han amenazado y que muy probablemente tenga que dejar de vivir en vascongadas. Pero eso son minucias al lado de lo que ha hecho. Ha abierto un camino que mucho podemos seguir de una manera u de otra. Ahora el vasquito de a pie va a tener un poquito más de cuidado con sus actos porque no vaya a ser que por poner un petardo se carguen mi coche. O mi casa. O a mi hermana pequeña. Ellos lo han querido.


Pero, como decía, somos muchos los que opinamos y haremos lo mismo siguiendo las maravillosas palabras de otro ídolo: Salva Ballesta

No hay comentarios: