domingo, octubre 18, 2009

L.V.P.S.M.




Fin de semana cumpleañero y la gente y la vida nunca dejarán de sorprenderme para bien o para mal. No recuerdo un cumpleaños con más felicitaciones variadas que este y gran culpa la tienen las redes sociales como Tuenti o Facebook. Gracias a estas redes recibes felicitaciones de amigos lejanos, de amigos cercanos, de ex-novias con más cara que espalda, de niños hechos hombres a los que intentaste inculcar tus conocimientos deportivos y de la vida, de amigos que te lo dicen por internet, por móvil y en persona y un sin fin de gente dispar.

A todos y todas les estoy muy agradecido por acordarse (o por abrir el tuenti de turno el día adecuado para mirar el aviso de mi fecha de cumpleaños) pero quizás lo que más me ha sorprendido hayan sido que las 3 llamadas telefónicas de felicitación las hayan hecho 3 personas que se encuentran fuera de Coruña ciudad. Una, como no podía ser de otra forma, fue de mi madre y las otras dos, como tampoco podía ser de otra forma, fueron de dos amigas de mi querida Andalucía.

Pero como decía al principio de este post, la vida te da y te quita casi igual y este cumpleaños también lo recordaré porque la víspera se nos fue Andrés Montes al cielo de los jugones. No quiero tocar mucho este tema porque se supone que este post está hecho para leerlo dentro de un tiempo y que recuerde el 17-10-09 como un día feliz. Sólo diré que con la pérdida de Montes me apetece un poquito menos seguir el deporte. Hasta siempre maestro.




















La vida puede ser maravillosa

1 comentario:

diablesa dijo...

La vida es maravillosa, y si no cuidamos el cuerpo que tenemos, nos puede pasar como a Montes, irnos antes de tiempo, por eso es importante cuidar la salud, que uno camina hacia la vejez y la juventud dura muy poco. Un beso