viernes, noviembre 19, 2004

LOS TAXISTAS

Mi rajadita de hoy es un estudio que he hecho sobre los diferentes tipos de taxistas que me he encontrado en mis 26 años de existencia.Antes de nada decir que los taxistas me parecen gente en su mayoría cojonuda que curran mucho y que son muy útiles en esta sociedad (yo creo que más que los autobuses).Por favor que nadie se me enfade.Bueno al grano:

- El hijo puta: El hijo puta es el típico taxista (por desgracia hay muchos) que conduce un taxi que coges en la plaza de España, que le dices que quieres ir a Juan Florez y que, por misterios de la vida, para hacer ese trayecto acabas pasando por el Ventorrillo.Ah! y no se te ocurra protestar porque te dirá la típica frase de: "Haber cogido el bus".Es famoso por disminuir la velocidad cuando un semáforo está para cerrarse y de tardar más de lo debido en aparcar para robarte unos centimillos que le hagan la cuenta redonda.

- El pelota: El pelota es una especie en vías de extinción.Desde que entras en el taxi hasta que sales no para el tío de darte la razón en todo hasta cuando estornudas.Hay casos que me han pasado muy curiosos como uno que llevaba el taxi adornado con motivos del Barça y, al ver que yo soy del Madrid, pues radicalmente cambiaba su postura y te ponía a parir al Barça.

- El flipao: El flipao es rarísimo encontrarlo hoy en día pero alguno queda todavía.Cuando te montas en el taxi no sabes que va a ser la experiencia del día.Para abreviar diré que hubo uno con el que llegué a Betanzos desde Coruña en 16 minutos clavados (juro que no le dije que tenía prisa).Eso sí cuando me bajé del taxi de mi boca salían frases como: "A ras...!!!".

- El futbolero: Buf! muy muy extendidos en la sociedad actual.Les preguntas como va el Celta y acabas discutiendo por la alineación de la selección italiana.En este tipo de taxista también hay cruces.Existe el futbolero-hijoputa que en cuanto se entera que eres del Madrid hace lo imposible por cobrarte más (hubo uno que me quiso cobrar el coste de maletero por llevar una mochila conmigo).Existe todo lo contrario, es decir, el futbolero-pelota el cual si eres de su equipo y rajas del enemigo te hace rebaja en la carrera (completamente verídico).Como anécdota diré que un día por llamarle al jugador del Deportivo Fran, "Capitán Cubata" , al tío le hizo tanta gracia que me cobró un euro de menos o algo así.

- El antifútbol: De cada tres taxis que cojo me toca un antifútbol.Les preguntas inocentemente por un resultado y acabas escuchando un mitín de que el fútbol es una mierda y que lo más grande que hay es la legión.

- El loro: Pues nada que te montas perfectamente y sales con dolor de cabeza (y lo peor de todo habiendo hablado sólo monosílabos).

- El mudo: ¿Has estado en un taxi o en un funeral? Algunos ni te dicen el precio a pagar se limitan a señalar con el dedo.

- El machista: Son mi debilidad.Lo siento por la que le parezca mal.Pero es que me río mucho mucho mucho mucho con esta gente.Ya en un semáforo en rojo ya está mirando a la pobre chica que está a nuestro lado y comenta: "Ya verás, ya verás como esta hace alguna.Si la estoy viendo venir".Y, efectivamente, la chica hace la gran cafrada: adelantarnos.Entonces la norma dice: "bájese la ventanilla y espere al siguiente semáforo para ponerse a gritar e insultar a la pobre mujer".Dicho y hecho.Se oyen cosas como: "a fregar" "mujer al volante peligro constante" "burraaa" etc.Todo un personaje.

Bueno hasta aquí mi visión particular sobre los taxistas que me han tocado.Reflexionar sobre ello que mañana paso lista.

1 comentario:

Iria dijo...

jejejej wena rajadita sobre los taxistas, q pena q a mi solo me token los mudos o los loritos, pq si me toca el hijo puta, me bajo GRRRR