miércoles, diciembre 10, 2008

JUSTO PARA TI




Pronto será Nochevieja, o lo que es lo mismo, el día más especial del año para un servidor. Reconozco que soy un auténtico coñazo recordando este dato una y otra vez pero es que para mí es tan especial ese momento y esa noche que no puedo remediar recordarlo contínuamente.

Hay dos tipos de personas en Nochevieja que no llego a entender aunque las respeto: los que no salen y los que piden trabajar esa noche.

La gente que no sale suele estar divididos en varias vertientes:

a) El pesetero

Pues nada, es la típica persona que no sale esta noche porque no quiere pagar una barra libre o pasa de que en los locales habituales el precio sea mayor que el resto del año. Normalmente suelen ser malos bichos que acaban convenciendo a algún gilipollas para que les haga compañía esa noche y de esta manera poder criticar a toda la gente que se lo está pasando de puta madre.

b) El depresivo

Versión avanzada de pesetero que utiliza cualquier excusa (muerte de un familiar, ruptura sentimental, fracaso en unas oposiciones) para autoflagelarse y, de paso, joder a algún gilipollas que no haya dado con un pesetero para que le acompañe en su desdicha.

c) El "ese día es un agobio"

Suelen ser personas egocéntricas que utilizan esa frase para no reconocerse a sí mismos que ese día ellos no van a ser protagonistas de nada. Es cierto que Nochevieja puede que sea uno de los días más concurridos del año, pero también es cierto que hay multitud de ofertas para ir a sitios grandes, medianos, pequeños y exclusivos. El problema no es el agobio, es la falta de ganas de salir.



Dentro de los que piden trabajar esa noche también hay grupos diferenciados:

a) El pesetero, depresivo que piensa que "ese día es un agobio"

Es un cómpluto de lo anteriormente nombrado sólo que, por lo menos, no le da la noche a nadie y decide pasarla entretenida en el trabajo en el que esté. Escasísimos.

b) El "te hago esa noche pero me debes un favor"

Persona interesada que acepta o se ofrece a cambiar el turno nocturno a algún compañero para recibir a cambio uno o varios días como compesación a haberle cambiado el orden de trabajo. Aunque me joda reconocerlo, son necesarios.

c) El pringao

Suele ser el último en llegar a la empresa y, por lo tanto y muy a su pesar, el que le toque pringar esa noche. Me solidarizo mucho con ellos aunque se suelen coger una buena cogorza gratuita (sobre todo en farmacias y hoteles) .



Ya solo quedan 21 días...os dejo con una canción que, con casi toda seguridad, sonará en la fiesta de Nochevieja del Desmadre...





2 comentarios:

Eria.. dijo...

Pues mira que soy egocéntrica por distintas razones pero justo por esta no lo creía jajajaj. Dirás lo que quieras pero es un coñazo la noche vieja, sobre todo si no bebes alcohol y no te gusta que te empujen o te pisen... como es mi caso. Espero que te lo pases genial y que nos lo cuentes, claro.
Besitos varios.

Anónimo dijo...

LA NOCHE VIEJA SE PUEDE PASAR BIEN SIEMPRE Y CUANDO TE ACOMPAÑE GENTE GUAY, DE LO CONTRARIO PUEDE SER ABURRIDA....
YO SOY DE LAS QUE ME TOCA TRABAJAR ESA NOCHE Y NO POR SER NOVATA, SINO POR TURNO, YA VES....
NOMBRASTE A LAS FARMACIAS Y LOS HOTELES, PERO TE HAS OLVIDADO DE OTROS MUCHOS SERVICIOS QUE COMO CADA NOCHE ESA TAMBIÉN SE TRABAJA Y HACE FALTA, COMO : BOMBEROS, HOSPITALES, AMBULANCIAS, TAXIS, Y OTROS MUCHOS SERVICIOS QUE SIN ELLOS LA NOCHE Y LA VIDA SERÍA DISTINTA.
PARA TODOS ELLOS Y COMO YO QUE TRABAJO ESA NOCHE, FELIZ AÑO NUEVO 2009