martes, abril 19, 2005

NO ME LLAMES ILUSO

Como muchos sabreis entreno a un equipo de niños de 11 años de fútbol.La verdad es que siempre me han gustado mucho los niños y si puedo intentar enseñarles algo de lo que creo saber de este deporte pues mucho mejor.Llevamos 22 partidos de liga y no es que estemos haciendo una gran campaña porque hemos perdido 16 y ganado 6 (ni un solo empate).

Muchas semanas me entran ganas de mandar al equipo a tomar viento porque los niños no me acaban de hacer caso y, justo cuando encuentro alguna excusa razonable para hacerlo, pasa algo que me hace reflexionar y seguir.

Hace un par de semanas estaba muy cabreado.No solo no ganábamos sino que me daba la impresión de que los enanos me tomaban de pitorreo.Entonces sucedió.Estábamos en un entrenamiento y yo les dije que al siguiente partido no podía ir porque trabajaba (y no era mentira).Me sorprendió ver caras largas en la gran mayoría del equipo.Les pregunté que qué pasaba y, después de un pequeño silencio general, uno de ellos me dijo unas palabras que no olvidaré en la vida: "es que cuando vienes tú a los partidos aprendemos mucho aunque perdamos".Tuve que mandarlos a correr para que no me viesen débil.

Hoy tuvimos partido.Fue un partido de esos que hacen afición.Perdimos 23-1, pero merecimos ganar (risas).Me puse de muy mala leche.En la ida nos había metido este equipo 18-0 y me juré a mi mismo que no se repetiría.Pensé en abandonar de nuevo.Volvió a suceder.Salía yo del vestuario cuando escuché una conversación entre varios padres sobre el partido.Estoy seguro de que no me veían.Después de analizar más o menos correctamente el estado del equipo, dijeron otra de esas frases que tampoco se me olvidarán: "algo tiene que tener este chico cuando los niños pierden como han perdido hoy y salen con una sonrisa y lo primero que comentan es que mañana hay entrenamiento".Evidentemente esperé a que se fuesen para volver a casa.No me gustan que me alaben.Al menos en persona.Me gusta enterarme así como quien no quiere la cosa.

A día de hoy no se que haré la temporada que viene pero lo que si se es que yo también me muero por ir a entrenar mañana.A lo mejor es ese el "secreto".Me pongo a la altura de los chavales, ilusión incluida.El lunes que viene jugamos otra vez.Seguro que vuelvo a cabrearme.Eso es bueno.

PD. Un saludo para todas las Natalias.
PD. Últimamente me preocupo porque no tengo ninguna mujer en el punto de mira.O por lo menos ninguna nueva.

No hay comentarios: